Varios Temas: LA BASURA QUE GENERAMOS

 

Hace poco, veía con asombro cómo las calles del sector donde vivo, no dejan de llenarse de basura, haciendo que el personal de los camiones recolectores parezcan insuficientes para toda aquella basura que se genera. Más que un trabajo constante, es una labor agotadora e infinita.

Atraído por el asunto, conversé con el personal de limpieza casas murcia quienes han enfrentado severos casos de limpieza profunda en hogares de todo tamaño y me supieron ilustrar sobre las responsabilidades de cada miembro en el hogar a la hora de generar desperdicios y saber eliminarlos correctamente.

En un país como Venezuela, con severas fallas en todos los servicios públicos y una parte muy incidente de la población con severos casos de indolencia ciudadana, que se genere basura a niveles alarmantes es un suceso comprensible, así como deleznable.

Por ello, queremos impulsar la conciencia ciudadana con varios temas de valor en cuanto a la generación de desperdicios y la ética cívica, ambas necesarias para ir en franca comunión.

basura

La basura que generamos

Los equipos de limpieza de las alcaldías y gobernaciones realizan mantenimiento –como es su deber- en calles, avenidas, parques y demás espacios públicos. ¿Por qué no respetar su trabajo, no echando basura a las calles, utilizando cualquier excusa?

No es gracioso decir que les estamos dando más trabajo. Es un acto atroz que nos perjudica a todos. Sólo la gente sin escrúpulos echa basura en las calles o terrenos baldíos.

El cómo embalamos la basura, demuestra nuestra cultura personal. En qué lugar la depositamos y cómo, también lo hace. Son muestra de aculturación, aquellos seres que respira n (porque la humanidad se pone en duda) que lanzan a manera de juego, las bolsas de basura a los recipientes y, sí no embocan, no van a levantarla.

Dejar la basura en bolsas frente a las casas, los días que no son de recolección, lo que atraen son gusanos, perros hambrientos que rompen y desperdigan el contenido y que las lluvias arrastren el contenido a las alcantarillas que se tapan y acrecientan el flujo de agua, que inunda las casas.

Como pueden ver en el párrafo anterior, todo, de micro a macro y de forma recurrente se concatena a manera de efecto dominó y culmina siendo una tragedia.

Negar lo anterior y así justificar el que echen la basura donde sea o la coloquen ante sus casas para que luego la recoja el camión del aseo cuando este venga, es parte de la inconciencia ciudadana que ha arrasado con comunidades y ha sido factor incidente en la pérdida de hogares. Su incredulidad, ofende.


Otros problemas

La basura que no se recicla, aumenta costos que paulatinamente nos terminarán afectando el bolsillo. El reciclaje de basura crea un ciclo de ahorro que puede llegar a ser infinito y llegar a nosotros de diversas formas.

Aprender técnicas de bricolaje o manualidades con algunos enseres, puede alargar la vida útil de las cosas con otros propósitos, evitando que terminen desperdigadas y afectando al entorno.

Crear composta, con algunas lombrices de tierra puede ayudarnos a fertilizar nuestras plantas y así tener alimentos orgánicos de primera línea, con la satisfacción del trabajo manual que sí da frutos.

La basura no es sólo la orgánica e inorgánica que se desperdiga por cualquier lugar o que se lanza a los recipientes para que las empresas públicas o privadas hagan lo debido con ellas (y terminen cobrándonos ello en ocasiones sin mejorar el servicio).

Hay también la basura sónica, que contamina al ambiente y crea discordia; la basura verbal, que es el reflejo de la falta de conciencia ciudadana. Está la basura actitudinal, acometiendo actos por los que deberán pagar muy caro ante las leyes y Dios.

A toda esa basura también hay que darle un detente para que el civismo, las buenas costumbres y el ambiente plácido y fructífero que deseamos, florezca.

Las empresas como la de Limpieza Casas Murcia, son magníficas para dejar los hogares, oficinas y empresas inmaculadas con técnicas de avanzada y misticismo. Pero uno también debe retribuirles su trabajo, no sólo pagando sus asequibles costos de servicios, sino siendo un lugar limpio de malas vibras, de malas actitudes y sepan que al generar basura se ha de cumplir con el deber de manejarla de manera responsable para que ésta tenga o un nuevo propósito o la disposición que las leyes ambientales de manejo de desechos, determinan.

Lcdo. Argenis Serrano

Tal vez te interesen estas entradas