Varios Temas Polémicos


En estos tiempos signados por la defensa a manera de ataque por aquellos que se sienten atacados y que realmente no están siendo víctimas de ningún ataque (dispensen el juego de palabras), el que se generen temas polémicos se hace más y más fácil.

 

Los afectados

Las personas graciosas o que viven del humor son el primer frente, ya que se piensa que todo lo que dicen propone desencuentros o que manifiestan oscuridad de sus almas. La gente dejó de entender que los chistes ácidos se dirigen a aquellas minorías que son los propulsores de los mismos, gracias a hacer:

-         Malas gestiones políticas.

-         Abusar del respeto que se le ha de tener como minoría y más como persona, contratacando de manera grotesca y vengativa.

-         A los errores recurrentes –intencionales o no- de los profesionales.

-         Las desventuras de aquellos personajes bohemios de la sociedad, como el bravucón, la coqueta o el borrachito.

-         Los que generan temas polémicos con sus actitudes hostiles o de bajos sentimientos.

Y no sólo quienes hacen humor son objetos de ataques endilgándoles temas polémicos que ni siquiera sienten. Por igual profesionales en diversas áreas, políticos, deportistas y personas llamadas Influencer son generadores de los mismos sin querer o simplemente declararon lo debido o lo que sienten y alguien se sitió afectado y pide represalias contra él o ella.

De usual esas represalias tienen tanto eco que terminan afectado psicosocialmente a las personas y la tortilla se voltea.

 


Los temas más polémicos en la actualidad son

-         Hablar a favor o en contra de la comunidad LGBTI+.

-         Ofenderse porque alguien transgénero o que se siente del sexo contrario, quiera entrar al baño que por naturaleza no le corresponda, así horrorice a quien está dentro (niñas, mujeres).

-         Apoyar o no las vacunas.

-         El llamado lenguaje inclusivo, incluso por encima de las normas del Castellano y la Lógica.

-         Decir que el reguetón y trap no aportan nada bueno a la música y la sociedad.

-         También se toman como temas polémicos los gustos de comida: Que si las hallacas no deben llevar mayonesa; que las caraotas no se les debe poner azúcar, etc.

-         Política partidista y cómo se maneja el Estado.

-         Adorar a Dios pero no aceptar a ninguna religión o iglesia o culto.

-         Defender a tu equipo deportivo.


¿Por qué resultan ser temas polémicos?

Porque la argumentación es débil, la contraparte no entiende el lado gracioso, se cree que lo que se dice es con odio o desprecio y para exponer.

En fin, la gente gusta de victimizarse desde su punto de vista y estar a la defensiva lo que va creando más puntos de desencuentro, olvidar el derecho a opinar e incluso, olvidar cuánto vale esa persona que está opinando, para ti.

Se pueden tener diferencias, incluso molestias a reparar. Pero que la gente ande haciendo de todo un factor más para acrecentar los temas polémicos, lo que va a lograr es debilitar el ya afectado arte de la conversación y hacer todo más monótono.

Hacer cruces de saberes y sentires antes de conversar es válido. Pero no vayamos predispuestos con que la contraparte dirá esto o aquello o de plano, seremos quienes propulsemos los temas polémicos. 


Lcdo. Argenis Serrano