Varios Temas de Conversación en el Almuerzo

El clima laboral amerita de un pronto desahogo para así evitar rupturas y acrecentar los lazos de confianza entre las directivas y sus empleados y mucho más entre los propios empleados. Los temas de conversación en el almuerzo son parte fundamental de ese nivel de enlace.

Recordemos que es sólo una hora, parte no del todo del tiempo personal para trabajar, sino el tiempo para convivir. Por lo tanto, es común que los empleados que de común se ven en el ajetreo de su comercio, institución, empresa, oficina, necesiten verse de otra manera durante la hora del almuerzo.

Es ya común –y lamentable- que varios empleados tengan que alejarse de otros porque se cansan de los mismos rostros, de los mismos temas o porque creen que el reinicio es así –respetable-. Otros lo transforman –o lo entienden- como una separación que va creando líneas peligrosamente insalvables que van atentando contra el clima laboral.

Para que las separaciones  sean menos recurrentes, el tedio no llegue con tanta prontitud y se rompan los esquemas, sugerimos algunos temas de conversación en el almuerzo que no resultan separatistas, sino más bien crean puntos de encuentro.

Esos temas deberían ser alentados por el Departamento de Recursos Humanos o de Salud Ocupacional, pero bien pueden ser alentados por quien entienda que el liderazgo amerita de la participación y la conexión en todo momento del personal.

Temas de Conversación en el Almuerzo

 

Varios temas de conversación en el almuerzo

-         Sobre cada platillo que los trabajadores estén realizando. Enfocados en qué les recuerda, cómo sugieren aumentarlo y mejorarlo (sin competencias ni egos) y cuáles variaciones conocen.

-         El clima y cómo está afectándoles o beneficiándoles.

-         Cuáles son las posiciones más relajantes que conocen para  luego de comer.

-         Anécdotas del transporte público.

-         Historias sobre la conducción (esta y la anterior no precisamente lo peor ni del trayecto casa – trabajo).

-         Proponer que cada uno traiga uno o dos temas de conversación en el almuerzo y qué día les va a tocar. Ello permitirá pensar y hacer que cada quien mejore sus habilidades de coordinación y argumentación.

-         Hablar de mascotas, programas de televisión (explicándolos sencillamente a quienes no los conozcan), conversaciones sobre libros (incluso los de primaria o bachillerato).

-         Pensamientos amenos sobre los letreros, indicaciones o carteles motivacionales que se hayan colocado en el lugar de trabajo.

-         Curiosidades que bien manejes, explicadas de manera sencilla y con buen léxico.

 

Temas que no deberían entrar en una conversación en el almuerzo

-         Política partidista, religión (a la fuerza, inducir y/o contradecir).

-         Deportes (a menos que se digan los mejores comentarios sin buscar ser el mejor).

-         Imponer ideas o comportarse como la única opinión válida.

-         Chismes de infidelidades (cualquier chisme es deplorable y el almuerzo es el peor de los instantes).

-         Sugerencias sobre actitudes sensuales o sexuales, en especial si tan solo una persona se sentirá incómoda, aludida o hastiada de ello).

-         Exponer de forma equivocadamente divertida las debilidades de alguien, su salario, gastos o preferencias. Tampoco lo laboral, salvo en casos extremos. El almuerzo es un descanso global.

-         Tampoco entra entre los  temas de conversación en el almuerzo el decir que lo que comes es mejor que los de los demás. Para ello, mejor haz suficiente y regala para que cada quien decida qué hacer con tal degustación.

-         Temas sobre la actualidad en los que todos no sean copartícipes.

-         No se habla de lo que no se sabe (engorroso decirlo, pero es obligatorio recalcarlo).

-         Nada que haga crear un clima de bochinche o relajo cuando alguno de los trabajadores decida echar una siesta de un par de minutos.

-         Males / Necesidades del cuerpo o situaciones que puedan afectar la digestión de los comensales.

Mientras más temas de conversación en el almuerzo  se propulsen, las personas en un entorno laboral podrán crear un equilibrio sobre la opinión de sus contrapartes y así entender que aunque sean estrictas en el trabajo, son humanos que sienten y a los que se les puede llegar con la conversación idónea y la actitud correcta, en el mejor y más necesario de los horarios.

 

Lcdo. Argenis Serrano