LA PROCRASTINACIÓN: Qué es y Varios Consejos Para Vencerla

Cómo superar la procrastinación para maximizar la productividad

Si usted es de esas personas que todo les distrae e, incluso, busca distraerse por no dejar, probablemente a la larga haya experimentado los efectos frustrantes de la procrastinación. Ya sea el posponer un proyecto de trabajo, evitar estudiar para un próximo examen o simplemente no limpiar su casa a causa de la procrastinación, puede sufrir de un impacto adverso en su productividad y autoestima.

Afortunadamente, hay cosas que puede hacer para superar la procrastinación. En esta publicación exploraremos tres estrategias que pueden ayudarlo a aumentar su productividad y hacer sus deberes o placeres con prontitud:

1. Entender qué le hace posponer las cosas.

2. Adoptar su propio ritmo de productividad.

3. Crear un entorno productivo para usted, sin que sea forzado, más sí constante.

Siguiendo estos consejos, podrá comenzar a avanzar en esas tareas molestas que ha estado postergando.

procrastinación


Buscar entender qué le hace posponer las cosas (procrastinar).

Para superar su procrastinación, es importante comprender qué es lo que le hace procrastinar en primer lugar. ¿Tiende a evitar en ciertos tipos de tareas? ¿Le es ya común el posponer proyectos importantes hasta el último minuto como supuesta manera de estimular la adrenalina? ¿O simplemente le cuesta empezar a hacer algo?

Tómese un tiempo para reflexionar sobre sus patrones de procrastinación. ¿Qué desencadena la misma? ¿Son ciertos tipos de tareas o sucede cuando se siente abrumado o estresado? ¿Es la rutina y el poco reto?; Una vez que tenga una mejor comprensión de sus propios patrones, puede comenzar a trabajar para superarlos.


Encuentre las razones subyacentes de su procrastinación

A menudo hay razones subyacentes para nuestra procrastinación. Puede ser útil explorar estas razones para que podamos abordarlas y comenzar a superarlas. Por ejemplo, si tendemos a posponer las cosas cuando nos sentimos abrumados, podemos trabajar en el desarrollo de mejores mecanismos para afrontar y/o lidiar con el estrés.

O si nos damos cuenta de que posponemos las tareas que no disfrutamos, podemos tratar de encontrar formas de hacer que esas tareas sean más llevaderas (como dividirlas en pasos más pequeños).

Al explorar las razones subyacentes de nuestro procrastinar, podemos comenzar a desarrollar estrategias para superarle.


Crear un entorno productivo para usted, sin que sea forzado, más sí constante

Una de las cosas más importantes que puede hacer para superar la procrastinación es cambiar su forma de pensar en torno a la productividad. Muchos de nosotros tenemos una mentalidad fija en lo que respecta a la productividad: creemos que somos productivos o no lo somos, y no hay nada que podamos hacer para cambiar eso.

¡Esto simplemente no es cierto! Todos tienen la capacidad de ser productivos, solo es cuestión de encontrar lo que funciona para uno y aceptarlo. Las comparaciones son para crecer, no para quitarse la confianza uno mismo.


Experimente con diferentes formas de trabajar

No existe un enfoque único para la productividad: lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. La mejor manera de descubrir qué funciona para usted es experimentar con diferentes formas de trabajo hasta que encuentre algo que haga clic con su ser y su dinamismo.

Probar diferentes métodos también lo ayudará a aprender más sobre cómo trabajar mejor, lo cual es un conocimiento valioso en sí mismo, al aumentar sus habilidades y destrezas, además del empirismo.

Algunas cosas con las que quizás quiera experimentar incluyen:

• Diferentes momentos del día: Algunas personas son madrugadoras y descubren que son más productivas a primera hora del día, mientras que otras prefieren trabajar más tarde por la noche. Averigüe cuándo trabaja mejor e intente programar sus tareas más importantes para ese período de tiempo.

• Diferentes ubicaciones: Existen personas que prefieren trabajar desde casa, mientras que otras descubren que son más productivas en una cafetería o biblioteca. Nuevamente, la experimentación es clave aquí: pruebe diferentes lugares y vea dónde obtiene el máximo rendimiento.

• Diferentes periodos de tiempo: Para algunas tareas, puede ser útil configurar un cronómetro para una hora y simplemente encender tanto como sea posible (conocida como la Técnica Pomodoro). Sin embargo, para otras tareas, tomar descansos regulares podría ser más efectivo. Aquí no hay una respuesta correcta o incorrecta; todo depende de la tarea en cuestión y de sus propias preferencias.


Cree un entorno productivo para usted mismo

El primer paso para crear un entorno productivo para usted es optimizar su espacio de trabajo. Esto significa crear un espacio que sea cómodo y propicio para la productividad. Considere varios temas como la iluminación, la temperatura, el nivel de ruido y la disposición de los muebles.


Establecer Rutinas y Hábitos Saludables

Otro aspecto importante de crear un ambiente productivo para sí mismo es establecer rutinas y hábitos saludables. Esto significa desarrollar hábitos que respalden la productividad, como ejercicio regular, sueño adecuado y hábitos alimenticios saludables.

Un truco adicional para combatir a la procrastinación es hacer lo que te entretiene primero, abandonarlo y retomarlo sólo cuando termines tu deber, como a manera de premio. Ejemplo: Comienza tu rutina con un videojuego para celular, no lo culmines, déjalo y comienza tu labor y no retomes el juego hasta que termines lo que debes hacer. Ese orden va disminuyendo las interrupciones a la laboriosidad.

Lcdo. Argenis Serrano

Tal vez te interesen estas entradas