Varios Temas sobre LA ATENCIÓN ODONTOLÓGICA


Uno de los problemas que más inciden contra la salud dental de los hispanoparlantes, es el ego que no les permite reconocer que la atención odontológica no es algo que se pueda postergar y que “sí los dientes no se ven mal y/o no duelen o, yo me cepillo a diario”, son parte del ego que luego pasará cara factura a nuestra salud bucal e integral, como a nuestra economía personal.

Otras personas, realizan visitas al odontólogo con fines estéticos, sin dar valor real a su salud. Incluso cuando asisten a la clínica oral dental y se les brinda la atención odontológica y el profesional les sugiere tratarse la salud de varias piezas dentales comprometidas, sólo se quedan en el blanqueamiento o limpieza dental para poder impresionar a otras personas, atentando contra su salud al no tomar en serio el cuidado sugerido por el dentista.

Desde Varios Temas queremos enfatizar que las visitas periódicas al odontólogo ayudan a prevenir males mayores y a sanear la puerta de entrada de las comidas y bebidas de nuestro cuerpo, siendo la misma una zona vital para la salud, porque la correcta masticación proviene de una dentadura sana y una boca que no genere molestia alguna.

Por ello, cuando solicites la atención odontológica, en especial en un nuevo centro de salud dental, procura que te brinden atención integral, ayudándote no sólo a economizar, sino a recibir un tratamiento bien focalizado por el odontólogo y su equipo.

atención odontológica

Un centro que brinde atención odontológica integral es aquel que ofrece…

Una primera consulta gratuita, profesional, exploratoria y diagnóstica con igual calidad a que sí fuese paga. No es obligatoria su gratuidad, pero es una cortesía de los odontólogos para fidelizar clientes.

Su personal ha de estar capacitado para ofrecer un servicio revestido en respeto, cordialidad, saber calmar a las personas que temen al odontólogo (mucho más a la turbina que éste usa).

Dicha calma se procura con didáctica, realidad (que no es sinónimo de crudeza o miedo inminente), confianza, explicación de la tecnología de avanzada para la atención odontológica que se brinda en este centro, cómo será el procedimiento y cómo son en profesionalismo y personalidad los dentistas profesionales que le atenderán.

Un centro de salud bucal de calidad, te abrirá una historia clínica, pudiéndote brindar acceso a la misma en persona u online. En ella se asentará el diagnóstico que el odontólogo haya realizado, junto con el tratamiento adecuado que será el resultado de la personalización de tu caso.

De dicha historia, dependerá el desarrollo de tus procedimientos mediatos y futiros dentro de la institución, además de la coordinación del equipo para asistirte de manera prolija.

Por lo anterior, asentamos aquí una necesaria sentencia: Busca una clínica dental de confianza, para que el proceso sea menos intrincado y veas mejores y mayores resultados con prontitud.

La evaluación de tu estado de salud general es incidente en la atención odontológica presente y futura. Por ende, has de comentar al odontólogo las patologías que presentes, como diabetes, hipertensión o VIH.

Además, en tiempos de embarazo o sospecha del mismo, el profesional requerirá saber tu condición según evaluación ginecológica o historial de salud, para los procedimientos a realizar, en especial cuando sea necesario el uso de la anestesia o la exploración radiológica.

Las alergias, fobias, reflejos involuntarios o molestias ante la luz, deben ser comentados para que el profesional se prepare y te asista de manera adecuada para ambos.

Existen otras patologías que jamás ha de pasar por debajo de la mesa al recibir atención odontológica. Así que responda de manera veraz al cuestionario del dentista o de su personal.


Otros detalles en la atención odontológica

-       Concertar citas. Es más cómodo para ti y das espacio a quienes asisten de emergencia al dentista.

-       No faltes a tu cita o de tener que hacerlo, avisa con tiempo y reprograma. No pospongas con excusas banales la visita al odontólogo.

-       Cumple con el tratamiento indicado.

-       Toma en cuenta las sugerencias de remoción, tratamientos, cirugía bucal, implantes, prótesis, etc., que el dentista te ofrezca. Y busca cómo cumplirlas con prontitud. Los dientes no esperan.

-       Programa dos visitas al odontólogo por año, eligiendo los meses en que asistirán. Al menos por un chequeo y limpieza dental.

-       Sí debes presupuestar implantes por fuera del centro, consulta la propiedad y calidad de los diversos modelos o presupuestos que te presenten. Cuidado, en la atención odontológica, como en todo, lo barato, sale caro.

-       Quítate el miedo al dentista, igual debes ir. Y luego ves que unos minutos de incomodidad, que ahora es menor con los equipos silenciosos y no dolorosos de antes, notarás que eso se traduce en mucho tiempo de sonrisas fuertes y sanas.

Lcdo. Argenis Serrano 

Tal vez te interesen estas entradas