Varias Características de LA GENTE ENVIDIOSA, RESENTIDA Y/O CELOSA

Para poder analizar mejor al entorno y saber con quiénes contar en tal o cual grado o de plano alejarse y evitar la toxicidad y riesgo de una relación vecinal, amorosa, laboral que no sea fecunda y creado, hemos decidido plantear las características psicológicas de la gente envidiosa, resentida y/o celosa, en su esquema general.

Recuerden que cada personalidad es única y, aunque cumplan ciertos patrones, no se apegan al 100% y, buscar los defectos de alguien antes de su mejor versión, es francamente frustrante e injusto.

 

¿Por qué planteamos esto?

En las redes sociales y en el ambiente laboral o vecinal, abundan las expresiones derivadas de “me tienen envidia”, “hablan de mí a mis espaldas pero yo no les presto atención”, “tiene cierto resentimiento de cosas que nunca le he hecho y de verdad, ni me importa”, “sienten celos de que hago las cosas correctas o de lo que tengo”.

En fin, por más que una persona sepa quién es en realidad y avance, está inconscientemente detectando quién le nota, para saber sí acercarse o alejarse; eso crea también errores conceptuales que derivan en una fortísima defensa, contra quienes ni siquiera te están atacando.

envidia


Características de LA GENTE ENVIDIOSA, RESENTIDA Y/O CELOSA

La gente envidiosa

Demuestran su pobre autoestima, desestimando el valor ajeno para sentirse mejor: Las personas envidiosas carecen de amor propio y no se dan cuenta de lo mucho que valen por el solo hecho de ser personas.

Comparación constante, sin ánimos de ascender: Se comparan continuamente con los demás, aduciendo todo en lo que –dicen- sin ser mejores; rara o ninguna vez, lo demuestran, es solo una competencia de sombras.

Desean el mal a los demás: Se alegran cuando les va mal otros, en especial la gente buena y/o la que ha ascendido metódicamente. De hecho, alaban a los malos por sus métodos.

Hacen quedar mal en público: Realizan comentarios negativos sobre ti en público para hacerte quedar mal; va desde la mofa hasta el desautorizarte y llevar a un grado superlativo tus defectos.

Se burlan de otras personas: Lo hacen para sentirse mejor consigo mismas y que sus fallos personales se noten menos; es como buscar en otros, que se distraiga la atención a los defectos de ellos.

Falsos halagos: Pueden halagarte falsamente para obtener algo a cambio, diciéndote lo que quieres oír y no lo que deberías.

 

Características de la gente resentida

Se sienten profundamente heridas por quien las ha ofendido, buscando venganza, la cual llaman justicia o balance.

Son poco tolerantes y les cuesta trabajo perdonar. No saben seguir su vida.

Tienden a los extremos, usualmente los más perjudiciales, incluso a conciencia, supuestamente asumiendo los riesgos (hasta que se enfrentan con el instante de pagar sus actos, allí lloran y se arrepienten).

Dicen que perdonan, pero no olvidan. Guardan la esperanza de desquitarse.

No aprenden del pasado y lo repiten a gusto.

Piensan que nunca se equivocan, entrando en un sofismo perjudicial.

Todo es blanco o negro, no existen puntos medios. Y las alternativas, les ofuscan

Son muy orgullosos, pero con orgullo falso, del que envanece y les hace creer que hicieron justicia, dándoles falso placer.

Siempre quieren tener el control. Y al no tenerlo, suman más personas e instantes contra los cuales, resentirse.

Se ofenden fácilmente, pero son ofensivos; les choca el efecto espejo.

Siempre tendrán razón, aunque las pruebas les golpeen el rostro.

Además, las personas resentidas pueden sufrir de alguna enfermedad crónica o haber sufrido una fuerte decepción amorosa de la cual no han superado el duelo y caen en un buce que sólo la atención psicológica o psiquiátrica podría frenar.

envidia
 

Características de la gente celosa

Las personas celosas se caracterizan por tener dificultades en el manejo de sus emociones, inseguridad, baja autoestima, falta de confianza en sí mismo y por la necesidad de posesión por miedo a la pérdida. Otras características de las personas celosas incluyen:

Inseguridad y dependencia emocional. No saben ser pareja, estar lejos ni cerca.

Desconfianza hacia los demás. Ven en otros lo que ellos son realmente y se defienden sin que sea esa la realidad o necesidad.

Sentimientos de inseguridad le llevan a creer fácilmente en que los demás valen más que ellos. No entienden que la igualdad es tratarse bien por igual y poder hacer cosas a su modo, para ser productivos y felices.

Introversión y carencia de habilidades sociales. Llenando más a su mente de dolores y falsos sucesos.

Revisan el teléfono de sus allegados (pareja, familiares) constantemente, y también sus cuentas personales (Facebook, e-mail…). Incluso dudan al no encontrar nada; es señal de una enfermedad.

No ven con buenos ojos que sus parejas realicen actividades personales placenteras. Resquebrajando la confianza e interacción de esa persona y de la relación.

Suponen que sus parejas se arreglan y se maquillan para gustar a otras personas. Dudan de que las personas hagan las cosas para halagarles a ellos y sentirse a gusto con lo que es su verdadera personalidad. Todo, porque ellos tienen una falsa personalidad o, de plano, no la tienen.


La Gente Envidiosa, Resentida y/o Celosa

Está en todas partes, pero no podemos estar investigando ni poniendo a prueba a nadie, eso es gastar nuestro tiempo.

Más, las actitudes se perciben y, sí no entramos en negación, quizá por los efluvios del amor, las ganas de mantener la armonía o porque podemos perder el empleo, es cierto que podemos planear estrategias para obviarles y proseguir sin darles lo que más desean de nosotros: quebrarnos, nuestra atención y que seamos como ellos.

Lcdo. Argenis Serrano 

Tal vez te interesen estas entradas