Varios Temas: NECESIDADES

En Sociología se nos enseñó que existen varios tipos de necesidades, que son las básicas y las impuestas.

Por razonamiento, ellas deberían de mostrarse en diferentes escalas y nuestras capacidades, discriminar o diferenciar o enumerar cuáles son las que deben ser atendidas con mayor o mejor recurrencia, cuáles pueden esperar y cuáles de verdad necesitamos y que fin o propósito tendrán para nuestras vidas.

El día a día nos lleva en su tropel y el marketing realiza sus propuestas que asumimos como nuestras. Eso sin contar el mass media y las manipulaciones a la opinión pública que de manera subrepticia pero siempre conductista, alimenta necesidades que desconocíamos tener.

Y lo desconocemos, porque no son nuestras, en realidad.


Sobre las necesidades

Necesidad, proviene del latín necessitas – atis, que significa tanto fatalidad como necesidad. Es la cualidad de necesario. Engloba a la falta de las cosas necesarias para vivir, como el trabajar por necesidad.

Las necesidades deberían ser atacadas con Estrategias bien pensadas, que se transformen en rutinas para poder salvar los escollos de las vicisitudes.

No es obsesionarse y/o pecar de metódico; mucho menos exagerar vuestra disciplina que les aleja de cambios estructurales. Lo que hay es que tener claro cuáles son las necesidades personales, hogareñas, laborales y/o sociales.

Realizarse un FODA cada cierto tiempo para saber cuánto ha avanzado y sí realmente las cosas o momentos vividos, llenaron los vacíos existenciales o colmaron esas ansias de crecer y manifestarse tal cual se es.

necesidades

Tipos de necesidades

El profesor de Sociología de la Universidad en la que estudié, decía que había tres tipos de necesidades fundamentales: Necesidades Básicas, Necesidades Estructurales y Necesidades Impuestas.

Con el paso del tiempo, noté que ellas se han de dividir y categorizar, porque las mismas ameritan mucho esfuerzo laboral, compromiso, tesón, permanencia, ya que pueden ser o cíclicas o esporádicas, pero jamás dejan de impactar en nuestras visas.

Es la manera como asumamos los varios temas relacionados a cada ítem, los que nos brindarán el conocimiento para irlos amoldando, que cada uno engrane a favor del otro y disminuya el sobreesfuerzo físico y muy especialmente, el agobio mental o espiritual de conseguir o no a los mismos.


Necesidades básicas

Se refiere a todas aquellas que se correlacionan a nuestra existencia, subsistencia y desarrollo social. Entre otras tenemos:

-       Servicios hidrológicos.

-       Energía (sea cual sea la fuente)

-       Gas o aquello que sirva para cocción.

-       Servicios de salud.

-       Sitios higiénicos y dignos para las necesidades fisiológicas.

-       Alimentos (no confundirlos con comida).

-       Servicios educativos

-       Transporte y comunicaciones.

-       Seguridad y salvamento.

-       Vivienda digna.

-       Servicios odontológicos, oftálmicos y de barbería.

-       Muebles y electrodomésticos esenciales para informarse, entretenerse y preparar alimentos o planchar.


Necesidades estructurales

Son aquellas que pueden derivar de las anteriores, pero que se apegan tanto a los derechos como a los méritos que las personas posean. Para ejemplificarlo tenemos:

-       Apoyo en albañilería, jardinería, ornato.

-       Especialidades médicas privadas.

-       Educación privada.

-       Equipos de computación e impresión para realizar trabajos diversos.

-       Telefonía fija o móvil básica.

-       Televisión por cable.

-       Cubrir las necesidades de recreación al aire libre y/o en espacios públicos o privados.

-       Acceso a libros o revistas especializadas.

-       Poder acceder a Internet para cubrir necesidades laborales, estudiantiles o de documentación.

-       Productos cosméticos y acceso a peluquerías.

-       Artefactos del hogar elementales (neveras, lavadoras, televisor, muebles, camas, licuadoras, batidoras).


Necesidades impuestas

Son aquellas que nos han vendido los medios, el marketing y las ideas de tener mayores comodidades, como lo son, entre otros:

-       Teléfonos de alta gama, Tablet, Laptop.

-       Electrónicos inteligentes para limpieza, refrigeración o Android TV.

-       Viajes en primera clase.

-       Asistir constantemente a festivales.

-       Operaciones de aumento de busto o cambio de sexo.

-       Artificios para la realidad virtual.

-       Novedades impuestas por las tendencias asiáticas (China o Japón),

-       Emular los estilos de vida anglo, reflejados en series o películas.

-       Consumir regularmente alimentos exóticos y creer que se depende de ellos.

-       Asistir o promover galas o fiestas con elementos tecnológicos.


Lo que puede resultar

No sólo la afectación en la economía que, siendo modesta, se endeuda para cubrir necesidades que no debía ocupar.

Creer que el status se gana a punta de dinero y que las experiencias únicas van por encima de las necesidades elementales, termina arruinando a cada persona en su razonamiento, empatía y comprensión, por los demás y por sí mismo.

Dejarse llevar por los demás para adquirir cosas o hacer cosas que ni siquiera les nace, va socavando a la autoestima y al razonamiento lógico.

No pueden ni entender lo valioso de una lectura del tarot, carta astrológica u horóscopo. Terminan creyendo que es una orden al pie de la letra que les ayudará a cubrir sus necesidades de figurar y estar a la par del mundo, cuando éstos son guías para sacar sus propias conclusiones y construir su propio destino con prevención, lógica y empatía.

Por ello, les pedimos que tengan claras sus necesidades. Realicen presupuestos. Vayan paso a paso, con más constancia que rapidez para lograrlas.

Así, nada les agobiará, no buscarán emular los errores o esnobismo ajenos y su personalidad y esencia, colmarán sus vidas, haciendo que sean más organizados y decididos, enfocados en cosas y momentos que de verdad quieren y se van ganando a pulso.

Todo lo que necesitas, está en ti lograrlo, sentirlo y bien utilizarlo.

Lcdo. Argenis Serrano 

Tal vez te interesen estas entradas