Varios Temas: CITA A CIEGAS

Aquí tienes varios temas de reglas a considerar para saber cómo actuar en una cita a ciegas:

Mantén la mente abierta: Estar dispuesto a conocer a la otra persona sin prejuicios puede llevar a una experiencia más positiva. Tiempo al tiempo. 

Sé honesto en tu perfil: Proporciona información precisa sobre ti mismo para evitar malentendidos y decepciones. No es autodestruirte, es la sinceridad y la sabiduría de corregir, mejorar y aumentar.

Establece expectativas claras: Comunica tus expectativas y lo que estás buscando en la cita para evitar confusiones. Son adultos. Eso sí, ve más allá de lo físico, la madurez y el respeto así lo exigen.

Elige un lugar público: Opta por un lugar seguro y neutral para la primera cita, como un café o restaurante concurrido. Además, pídele a tu cita que avise a sus familiares o amigos dónde van a estar. Plantea que el espacio de esa primera cita sea en un lugar donde ambos se sientan cómodos y puedan conversar sin presiones ni tantos elementos distractores.



cita a ciegas


Llega puntual: Mostrar respeto por la otra persona llegando a tiempo demuestra consideración y seriedad. Además, pauten el tiempo que estarán juntos y aprovéchenlo al máximo.

Mantén una actitud positiva: Intenta mantenerte relajado y positivo durante la cita para crear un ambiente agradable. Sé tú mismo, pero con autocontrol y temas que sean trascendentes.

Escucha activamente: Presta atención a lo que la otra persona tiene que decir y muestra interés genuino en conocerla. Las normas del buen oyente y el buen hablante son esenciales. Y cuando no sepas qué decir, manifiéstalo y calla.

Evita temas sensibles: Tópicos como política, religión o ex parejas pueden ser delicados, así que es mejor evitarlos en una primera cita. Lo mejor es llevar algunos temas de interés para que no se apague la llama.

Sé auténtico: Toca reiterar una verdad que debes asumir: Debes ser tú mismo pero en tu mejor versión, la cotidiana que puede mejorar; y no intentes ser alguien que no eres, la sinceridad es clave para desarrollar una conexión genuina.

Respeta los límites: Asegúrate de respetar los límites y la comodidad de la otra persona en todo momento. Nada de toques, acercamientos, intentos no mutuos de besar y las palabras con exceso de confianza. Muéstrate como un caballero que ella, es una dama.

No te ilusiones demasiado: Recuerda que es el primer encuentro, así que mantén las expectativas realistas. Pero sí notas que hay un evidente hastío, desilusión, apatía, esnobismo de su parte, culmina la cita en buenos términos, sin reproches y manifiesta que ya que no hubo buen gusto, hay que culminar el encuentro y saber pasados los días, sí es de repetirse en mejores y consensuadas condiciones o de plano, no repetir.

Evita las poses exageradas para encajar: No trates de agradar a toda costa. Repetimos el mantra de ser tú mismo/a y muestra tu verdadera personalidad.

Todo a su ritmo: No te desgastes pensando en el futuro. Disfruta del momento y conózcanse mutuamente. Nada apurado termina saliendo bien.

Cuida tu lenguaje corporal: La relajación y soltura son primordiales; además, ante cada expresión deben existir gestos amigables y sinceros, acompañados de francas y jamás forzadas sonrisas y que en el contacto visual se pueda notar la franqueza de tus palabras; he allí la diferencia.

Deja el teléfono celular a un lado: Presta atención a la conversación y desconéctate de las distracciones digitales. De ser posible, déjalo en modo avión o apagado. No es sólo el tiempo que estás con una dama, es el tiempo que te hará feliz y sacar tu mejor versión de ti.

Ojo con las pruebas: Estar probando a las personas puede resultar un arma de doble filo, ojo con lo que haces, estar a la defensiva con una persona buena, es motivo para perderle.

Recuerda que una cita a ciegas puede ser una experiencia emocionante y enriquecedora si ambas partes están abiertas a conocerse mutuamente y conversar varios temas sin que sean para estudiarse, aunque sí para conocerse.

Lcdo. Argenis Serrano 

Tal vez te interesen estas entradas