Varios Temas: QUÉ DEBERÍA DE HACER UN PASANTE

El momento en que la joven o el joven se encuentra con la realidad laboral, de contacto, económica y existencial de la vida, puede llegar a comenzar en su actividad como pasante –remunerado o no-, parte obligatoria de cual sea su carrera universitaria.

Deben aprender a compartir, hacer cosas que en sus casas no hacían, muchas otras cosas que no se aprenden en el aula y sobre todo, llenarse de control, estilo, disciplina y paciencia para “lidiar” con jefes, empleados, asesores, supervisores y otros pasantes, sean o no de su misma promoción.

Además, muchas empresas aceptan pasantes como “una mano más”, saliéndose de los parámetros que se espera estos aprendan. Y no está mal, aunque debe ser justificado en el informe a su tutor y conversar sobre qué aprendieron del exigente mundo laboral y cómo perciben que lo han de enfrentar.

Muchos pasantes han quedado luego como empleados fijos en ese puesto, dándoles la oportunidad de desarrollarse, crecer desde lo más fresco que están y formarse a nivel de instrucción y práctica para seguir ascendiendo.

Todo queda de parte de la disponibilidad de la empresa y de la propia querencia de quien realiza la pasantía de seguir trabajando con ellos.

pasante
 

Qué debería de hacer un pasante

Cada especialidad o carrera o incluso para quienes están haciendo una pasantía para salir del bachillerato, posee distintos matices, todos dirigidos a que se aprenda la realidad del mercado laboral.

Una pasantía es uno de los primeros elementos a colocar como actividad laboral y en el renglón de habilidades y destrezas de un currículo, por lo que vale la pena aprender a desenvolverse tanto en los parajes recónditos de su carrera como en las habilidades sociales y formales que debe tener el trato en una empresa, comercio o industria.

Actualmente se ha delimitado que al menos, un pasante debería de aprender con la práctica y la enseñanza de la experiencia de quienes queden a cargo de enseñarle o al menos mostrarle, lo siguiente:

 

Lo que debería enseñársele a un pasante

Los deberes de un pasante en una empresa pueden variar dependiendo del sector, la empresa y el departamento en el que se encuentre trabajando el pasante. Sin embargo, hay algunas responsabilidades comunes que se suelen asignar a los pasantes en muchas empresas:

Apoyar en tareas administrativas: Suelen encargarse de tareas administrativas básicas como archivar documentos, responder correos electrónicos, organizar expedientes, entre otros.

Investigación y análisis: Los pasantes pueden ser responsables de realizar investigaciones, recopilar datos, analizar información y preparar informes para apoyar en la toma de decisiones de la empresa.

Asistir en proyectos específicos: Pueden participar en proyectos específicos de bajo o mediano impacto, además del apoyo físico (adornar, ordenar, cargar, vigilar, etc.), brindando apoyo a los equipos de trabajo en la implementación de actividades y la consecución de objetivos.

Colaborar en actividades de marketing y comunicación: Los pasantes pueden ayudar en la creación de contenido para redes sociales, campañas de marketing, elaboración de material promocional, entre otras tareas relacionadas con la comunicación de la empresa, sin que sea sólo ello lo que ejecuten, ya que el propósito de una pasantía es activar su dinamismo y capacidad de involucrarse y resolver o proponer.

Participar en reuniones y eventos: Los pasantes pueden asistir a reuniones, conferencias y eventos de la empresa para adquirir experiencia y conocer más sobre el funcionamiento de la misma.

Aprender y adquirir nuevas habilidades: Una de las responsabilidades más importantes de quienes ejecutan una pasantía es aprovechar la oportunidad de aprendizaje que le brinda la empresa, adquiriendo nuevas habilidades y conocimientos que le serán útiles en su desarrollo profesional.

Es importante recordar que ser pasante es una oportunidad para aprender, crecer y demostrar tu valía en el entorno laboral, por lo que es fundamental mantener una actitud proactiva, comprometida y dispuesta a asumir nuevos retos.

Además, se debe tener en cuenta que las pasantías pueden ser remuneradas o no remuneradas y que existen regulaciones y leyes laborales que protegen los derechos de los pasantes, como límites en las horas de trabajo y la provisión de un entorno seguro.

Los pasantes también pueden recibir retroalimentación y evaluaciones periódicas para ayudar en su desarrollo profesional y personal. Y aunque no sea obligatorio el pago, darles una bonificación que les ayude a pagar pasaje y alimentos, le permite estabilizar su situación, además de ser una muestra fidedigna de que el mercado laboral puede ser duro, pero todo trabajo es siempre bien recompensado.

Lcdo. Argenis Serrano 

Tal vez te interesen estas entradas

OCEÁNOS DEL MUNDO

Blogs de Argenis Serrano

ADS