Varios Temas: GLUTEN FREE

El gluten free es la opción natural y de respeto a los derechos de quienes no pueden consumir gluten, la proteína que se encuentra en algunos cereales, a saber: El trigo, cebada, centeno y el triticale. Estos cereales se usan para hacer que se transformarán en pan, pasta, pizza, galletas, budines, brownies o panqués y otros productos de consumo frecuente.

Cuando se posee alguna condición médica que impide tolerar el gluten, como la enfermedad celíaca, la sensibilidad no celíaca al gluten, la intolerancia al gluten o la alergia al trigo, el deber ser es evitar estos alimentos para cuidar tu salud.

Más, la ciencia médica y el respeto de los ministerios de sanidad y la empresa privada, ha logrado la producción de alimentos gluten free entre los que destaca la harina sin gluten, permitiendo a las personas con dic ha condición, poder consumir los alimentos antes descritos, con una harina adecuada a su condición, que no resta sabor, nutrientes, esponjosidad ni calidad a ningún platillo.

De hecho, personas que no poseen dicha condición, la consumen sin notar mayor diferencia a la más vital: Una mejor digestión y mayor asimilación de nutrientes a las harinas tradicionales.

Todo esto es debido a que al gluten se le puede sacar el debido provecho cuando está en los alimentos, así como por igual, se suple al mismo (el gluten free). Es una manera de alimentar con equidad y de integración a todas las personas, respetando tanto sus condiciones médicas como decisiones.


Varios Temas sobre el Gluten Free

Quienes consumen sin gluten, son aquellos que tienen alguna condición médica que les impide tolerar esta proteína, las cuales pueden ser:

Enfermedad celíaca: Enfermedad autoinmune que daña el intestino delgado y dificulta la absorción de nutrientes.

Sensibilidad no celíaca al gluten: Reacción al gluten que causa síntomas similares a los de la enfermedad celíaca, pero sin ocasionar daños al intestino.

Intolerancia al gluten: Término que describe a las personas que tienen síntomas al comer gluten y que podrían o no tener enfermedad celíaca. Fue un gran grupo de personas que describieron esta sensación y la llevaron a las cortes, las que impulsaron el deber y necesidad de la alternativa gluten free en el mundo.

Alergia al trigo: Reacción alérgica a una o más proteínas del trigo, en la que se incluye al gluten.

Estas personas deben evitar –o evitan, luego de reconocer su condición- el consumo de gluten para controlar sus síntomas y prevenir complicaciones de salud.

Esto, en la década de los 80 y 90, aumentó la necesidad y obligación de leer las etiquetas de los alimentos y de instar a las empresas que describieran los componentes de sus productos (fue un paso vital para el reacomodo de las dietas sin tener que probar uno y otro alimento)

Con esto, se logra elegir aquellos que no contengan gluten y/o que estén certificados como libres de gluten.

Estos alimentos procesados hacen buen par con los alimentos naturales sin gluten, como lo son las frutas, verduras, carnes (en especial las magras o blancas), los huevos, pescados y mariscos, lácteos, frijoles, nueces y algunos granos como el arroz, quinua, amaranto y el maíz.

Actualmente, no sólo en los expendios naturistas (como se popularizaron entre 1990 y 2000) existen productos elaborados de categoría gluten free, como panes, galletas, cereales y harinas. Ya de común los hallamos en supermercados, abastos, panaderías, sea entremezclado con sus pares con gluten o en secciones especiales.

Para darle elasticidad y esponjosidad a las masas gluten free, se pueden usar algunos ingredientes que actúan como sustitutos del gluten, destacando: El agar agar (gelatina vegetal de origen marino), goma xantana (polisacárido producido por una bacteria), psyllium husk (semillas de una planta originaria de la India) o el huevo.


Consejo final sobre el consumo gluten free

Como dijimos al principio, el consumo de estos alimentos sin gluten son nutritivos y para nada ejercen cambios en la dieta de quienes no poseen condición celiaca o similar.

Por ello, sí un familiar es declarado como poseedor de dicha condición, ajustarse a su dieta no implicará problema alguno y podrás disfrutar de tus platillos sazonándolos a tu gusto, hechos con ingredientes gluten free, lo que mantendrá al presupuesto familiar y, más importante, la solidaridad, en los niveles óptimos que se desean.

También pueden consultar con un nutricionista o médico para que les oriente sobre cómo llevar una dieta sin gluten adecuada tanto a las necesidades de la persona con dicha condición como para su entorno.

Lcdo. Argenis Serrano 

Tal vez te interesen estas entradas