Varios Temas: Fases del Desarrollo de una App

El desarrollo de una app es un trabajo sesudo, surgido de la fusión entre una inspiración y una necesidad. Es también parte de la evolución tecnológica que permite una mayor interacción entre el desarrollador, el usuario que la utiliza para un fin y quienes le aplican como forma de comunicación y/o transacción.

Un ejemplo sería una app para camareros, en la que el cliente, el camarero o mesonero y la administración del restaurante, entren en franca comunión de lo que les atrae, se propone y su rentabilidad.

Tres vectores se ven beneficiados a la vez gracias al desarrollo de una app específica, lo que hace que dicha aplicación sea estadísticamente beneficiosa y que la inversión en ella (compra, automatización, personalización, mantenimiento, etc.), se pague por sí sola con la afluencia de clientes que observan que dicho restaurante entiende sus necesidades de premura, buenos precios y de una experiencia interactiva que se concatene con la experiencia culinaria y de atención.

Así ocurre con cualquier rama comercial y social para la cual el desarrollo de una app se hace primordial, rentable y mejora y amplía la interconectividad entre todos los involucrados.

 

Fases del desarrollo de una app

Organizar los contenidos en el desarrollo de una app

Esto se logra:

Investigando el mercado y la competencia, para identificar las necesidades, preferencias y problemas de los usuarios potenciales, a la par de que se define el propósito y valor de la app, es decir, qué desafío resuelve (volvemos al ejemplo de la apps para camareros) y qué beneficios ofrece.

Crear un wireframe o plano de pantalla; diseñar la interfaz de usuario, teniendo en cuenta los principios de usabilidad, accesibilidad y estética, para luego producir los contenidos en diferentes formatos, como texto, imagen, audio o video, según el tipo de app y/o público objetivo.

Planificar y programar los contenidos con anticipación, usando un calendario editorial para el desarrollo de una app que establezca la frecuencia y el momento de publicación.

Por último, han de probarse y corregirse los contenidos, para asegurar su calidad, coherencia y funcionamiento.

Ya allí entrará la estrategia de marketing seo enfocada en promocionar la app en diferentes canales, como redes sociales, blogs o medios de comunicación, para generar interés y tráfico

 

Características y objetivos del producto

La interfaz de usuario (UI), conjunto de elementos visuales que permiten la interacción entre el usuario y la app. Esta debería ser intuitiva, coherente, accesible y adaptada al tipo de dispositivo y/o sistema operativo.

La experiencia de usuario (UX), que es el grado de satisfacción y facilidad que siente el usuario al usar la app. Debe ser fluida, simple, ordenada y enfocada en el propósito y el valor de la app. De hecho, las apps para ventas de alimentos, viajes, turismo, bienes raíces, trajes, entre otras, han de ser en el desarrollo de una app, capaces de lograr destacar esta virtuosa necesidad.

La marca, identidad y estilo que distingue a la app de otras similares. Debe ser consistente, reconocible y acorde con el público objetivo.

Privacidad de datos, por el respeto y protección de la información personal y sensible que maneja la app. Debe cumplir con las normas legales y éticas y ofrecer opciones de seguridad y control por parte del usuario.

El sistema de búsqueda o navegación, mecanismo que facilita al usuario encontrar lo que busca o acceder a las diferentes secciones de la app. Se caracteriza por ser rápido, eficiente y ofrecer filtros, sugerencias o categorías.

Las herramientas de análisis, que permiten medir el rendimiento, el uso y el impacto de la app.

 

Necesidades del usuario

Las necesidades del usuario a estudiar al desarrollar una app son aquellas que determinan el propósito, el valor, la funcionalidad y la usabilidad de la app.  Estas…

Investigan el mercado y la competencia, para conocer las soluciones existentes, tendencias, oportunidades y expectativas de los usuarios potenciales.

Definen al cliente ideal, es decir, el perfil o segmento de usuarios a los que se dirige la app, sus características, preferencias, problemas y motivaciones.

Diseñar la interfaz y la experiencia de usuario, esta parte del desarrollo de una app se realiza teniendo en cuenta los principios de usabilidad, accesibilidad, estética y marca, adaptándose el diseño al tipo de dispositivo y sistema operativo.

Implementando un sistema de búsqueda o navegación, que facilite al usuario encontrar lo que busca o acceder a las diferentes secciones de la app, mediante filtros, sugerencias o categorías.


Testeo, clave para saber cómo va el desarrollo de una app

Testear una app es el proceso de verificar su calidad, funcionalidad y usabilidad, mediante diferentes pruebas y herramientas. El objetivo es detectar y corregir posibles errores o bugs y mejorar la experiencia de los usuarios.

Se testean:

El back-end de la app, parte encargada de la lógica, almacenamiento y la comunicación de datos.

Front-end de la app, parte con la interfaz gráfica que interactúa con el usuario.

Seguridad de la app, garantizando así la protección de los datos personales y sensibles que maneja la app.

El rendimiento de la app, midiendo el impacto, satisfacción y fidelización de los usuarios.

 

Usabilidad y accesibilidad

Es una plus – mejora en la experiencia del usuario, especialmente para las personas con discapacidad o necesidades especiales. Para ello se debe:

Definir los objetivos y los criterios de evaluación, teniendo en cuenta las características y las expectativas de los usuarios potenciales, así como las normas y los estándares de accesibilidad vigentes.

Diseñar y realizar pruebas de usabilidad, observando y midiendo el cómo los usuarios interactúan con la app, qué dificultades o satisfacciones encuentran y qué sugerencias o mejoras proponen.

Diseñar y realizar pruebas de accesibilidad, verificando así si la app cumple con los requisitos de accesibilidad para diferentes tipos de discapacidad, como visual, auditiva, motora o cognitiva.

Analizar los resultados y las métricas obtenidas en las pruebas, identificando los problemas o qué áreas pueden ser mejoradas y/o aumentadas, para proponer e implementar las soluciones adecuadas.

Es altamente necesario en el desarrollo de una app el repetir el ciclo de pruebas y mejoras hasta alcanzar el nivel de usabilidad y accesibilidad deseado.


Por lo tanto, en el desarrollo de una app

Hemos viso que hay varios temas de consideración, lógica y practicidad que van más allá de lo tecnológico en el desarrollo de una app.

Se debe pensar en el valor para todos los involucrados: Lo que quieren, lo que merecen, incluso aquello que no esperan y que estimule su inteligencia emocional, mejorando la dinámica e instándoles a adentrarse al mundo que hay tras esa app.

Imaginemos que un camarero toma una orden, pero que ella provenga de una aplicación donde se muestre de manera interactiva, práctica e incluso, extrasensorial, del platillo. Ello trasciende a los menús tradicionales de puros nombres e involucra al cliente a vivir la experiencia.

Pues así puede ser en todo, sí se logra el desarrollo de una app de forma metódica, responsable y realmente vinculada y/o personalizada, con el lugar que le utiliza o con todo el conglomerado de usuarios potenciales de la misma.

El desarrollo de una app para su negocio, puede convertirse en una manera de atención al cliente remota o cercana que acelerará la exhibición, descripción, información relevante, compra y opinión que le harán ganar adeptos en franca comunión con la calidad de lo que ofrece y su comportamiento en persona.

Lcdo. Argenis Serrano 

Tal vez te interesen estas entradas