Varios Temas sobre LA PRECRASTINACIÓN


La Precrastinación es una metodología de organización y administración que consiste en realizar tareas antes de tiempo, para lograr un mayor orden y eficacia en los negocios y el trabajo diario.

Esta práctica se ha vuelto cada vez más común en los últimos años, tanto en el ámbito laboral como en el académico y personal.

Puede decirse que la precrastinación es el acto de anticipar una tarea o actividad, haciéndola antes de que sea necesario. Se comprende como una forma de planificación proactiva enfocada en lograr una mayor eficiencia y productividad.

Para ello, la persona encargada o el personal, han de tener muy bien pensado cómo hacer esa anticipación de labores y cuáles son las consecuencias positivas o negativas de la misma. 

El uso de esta técnica, ayuda a prever muchos casos negativos, principalmente los externos (emergencias, déficits, etc.); aunque una de sus consecuencias es no tener nada qué hacer después, mientras se hilvanan nuevos proyectos, haciendo que la persona proactiva se aburra y distraiga. 

Además, el exceso de pensamiento en acelerar los procesos y la carga laboral que ello conlleva, sin la debida dosificación, puede afectar la salud mental y corporal de la persona, además de su vida social, familiar y/o sexual. 

La precastrinación es un exceso que se debe realizar de manera puntual para poder concretar labores por adelantado y lograr éxitos específicos. Tomarlo como una forma de vida, podría transformarle en un perfeccionista que se encuentre en vilo y se afecte ante cualquier falla, en este caso, el retraso en las labores o dejarlas para después, transformando a la precastrinación en procrastinación.

la precrastinación


Características de la precrastinación

Las principales características de la precrastinación son la anticipación, la planificación, la organización, la administración y la eficiencia en el área laboral.

Estas características se pueden aplicar a cualquier ámbito de la vida, desde el trabajo hasta la vida personal.

Aplicada a la vida laboral, la precrastinación puede ser una herramienta muy útil para lograr un mayor orden y eficiencia. Dicha metodología se aplica así: 

Establecer objetivos y prioridades. Esto le permite a uno saber exactamente qué tareas son más importantes y cuáles deben ser realizadas primero.

Establecer un calendario. Manera idónea y práctica de planificar sus tareas de manera eficiente y organizada, asegurándose de que todas se realicen a tiempo y en rangos verdaderamente admisibles y que permitan no extralimitar al grupo de trabajo, sin importar la cantidad de dinero que ello genere.

Establecer una rutina. Manera óptima de mantener orden y disciplina en su trabajo diario, lo que le ayudará a ser más productivo y eficiente. Incluso los momentos de descanso, se pueden anexar al mismo, aunque los horarios laxos son la solución para no extralimitar a la precastrinación y transformarla en mero stress laboral.


Ventajas de la precrastinación

Mayor tiempo para revisar y mejorar los proyectos: Al completar los proyectos y/o metas antes de la fecha límite, se pueden tomar decisiones de mejoramiento, corrección o derivados para idear nuevos proyectos de manera paralela, con más tiempo para revisar y mejorar los resultados. Esto aumenta la calidad y la eficacia del trabajo. 

Menos estrés: Al anticiparse a los problemas, los trabajadores pueden evitar el estrés de último minuto. Esto mejora el ambiente de trabajo y aumenta la productividad.

Mayor orden: La precrastinación ayuda a los trabajadores a mantener un orden y una organización adecuados. Esto mejora la eficiencia y la productividad, además de crear una maquinaria humana sólida, fiable y productiva, tan autosustentable que los jefes pueden delegar funciones sin preocupación alguna.


Desventajas de la precrastinación 

• Falta de flexibilidad: Al planificar con anticipación, es posible que los trabajadores no sean capaces de adaptarse a los cambios repentinos. Esto puede afectar la eficiencia y la armonía.

• Mayor presión: Al anticiparse a los problemas, los trabajadores pueden sentirse más presionados para completar los proyectos antes de la fecha límite, incluso faltando mucho para la misma, consecuencia de querer estar muchos pasos adelante en todo proyecto. Esto puede afectar la calidad del trabajo.


Métodos para precrastinar 

• Planificar con anticipación: Para tener una idea clara de los pasos a seguir; ello ayuda a los trabajadores a anticiparse a los problemas y evitar el estrés de último minuto.

• Establecer prioridades: Con ello, los trabajadores pueden enfocarse en las tareas más importantes primero. Esto ayuda a mejorar la eficiencia y la productividad.

Establecer metas: Ayuda a los trabajadores a mantenerse enfocados en los objetivos a largo plazo. Esto ayuda a aumentar la eficiencia y mejorar la calidad de los resultados.


Lcdo. Argenis Serrano 


Tal vez te interesen estas entradas